Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Movimientos Obreros e Ideas Socialistas

>>>>>> SOCIALISMO Y MARXISMO <<<<<<

SOCIALISMO
 - Definicion
 - Historia
MOVIMIENTOS OBREROS E IDEAS SOCIALISTAS
 - Socialismo Utopico
 - El Derecho
NUEVAS IDEAS SOCIALES
 - La I Internacional
 CLASES DE SOCIALISMO
 - Socialismo Cientifico
 - Socialismo Corporativo
 - Socialismo Cristiano
 - Socialismo de Catedra
 - Socialismo de Estado
 - Socialismo Democratico
 - Socialismo Etico
 - Socialismo Guildista
 - Socialismo Libertario
 - Socialismo Vedadero

MARXISMO

 - Definicion
 - Historia
 - El hombre transforma el mundo
 - El hombre se aliena en su trabajo
 - El valor del trabajo
 - El trabajo enajeado
 - El trabajo segun Engels
 
 - Biografia Marx - Foto
 - Biografia Engels - Foto

  Principal

  Libro de vistas

    - Firmar

    - Leer

 

Envíe comentarios al Web Master de este sitio.

 

¡¡¡ Al enviar los datos del formulario, la página actual cambiará...espere a que cargue la nueva página y luego pulse Back (Atras)!!!

Servicio de formulario por:

www.freedback.com

 

<<< MOVIMIENTOS OBREROS E IDEAS SOCIALISTAS>>>

 

Frente a la difícil situación social que creó la revolución industrial en sus comienzos, se generaron reacciones que buscaban aliviar los conflictos entre trabajo y capital y la explotación de que eran víctimas los obreros. En primera instancia aparecieron los movimientos obreros, y casi paralelamente apareció el llamado ‘socialismo utópico’. Unos y otro estaban fuertemente ligados. La situación de los trabajadores ingleses es un buen ejemplo de lo que ocurría en toda Europa.

 

 

Los obreros no sabían a quién atribuir la precariedad de sus circunstancias laborales y sociales, pero en las primeras décadas del siglo XIX fueron adquiriendo concienciado su situación y buscando alternativas a la explotación a que estaban sometidos. En una primera etapa de organización obrera en el siglo anterior, su lucha se habla dirigido a lograr la prohibición de las máquinas por parte del Estado porque ellas ocasionaban desempleo. Con tal fin, y para que fijar un salario mínimo, recurrieron al Parlamento inglés. Éste, compuesto por latifundistas y representantes de la burguesía, no prestó atención a las peticiones.

 

 

Como esta vía no dio resultados, sobrevino el ‘ludismo’, segunda etapa caracterizada por la destrucción de las máquinas, que tomó su nombre de uno de sus más importantes inspiradores y participantes, Nod Ludd. Este movimiento, que provenía de las ultimas décadas del siglo XVIII, alcanzó su momento más importante entre 1811 y 1816. El gobierno inglés condenó a muerte a quienes participaron en la destrucción de las máquinas, llegando incluso a utilizar al ejército para detener las grandes oleadas de obreros que se enfrentaba a los patronos.

 

 

Paralelamente al ludismo apareció una nueva modalidad de resistencia obrera, tercera etapa del movimiento: las primeras organizaciones y asociaciones de carácter social, las cuales recibieron nombres como clubes de obreros y cajas de ayuda mutua. Los primeros intentos venían desde los comienzos de la revolución industrial y contemplaban la huelga como medio de lucha. La reacción del gobierno inglés fue igualmente represiva: por medio de leyes prohibió las huelgas, que eran dispersadas violentamente, las agrupaciones y los sindicatos, e impuso severas penas que podían llegar hasta la horca.

 

 

Esas leyes se mantuvieron hasta 1824 y al ser levantadas dieron paso a un gran movimiento de conformación do los sindicatos llamados trade unions. Éstos tuvieron fuerza durante la década de 1830 y ejercieron tal presión sobre el Parlamento que éste tuvo que aceptar una serie de reformas y promulgar leyes que permitían a los obreros defenderse frente a la arbitrariedad de los patrones. A pesar de todo, los resultados fueron muy pobres y el movimiento obrero persistió en sus formas de organización, hasta que finalmente se concreté en el ‘cartísmo’.

 

 

EL SOCIALISMO UTÓPICO

 

Las ideas llamadas socialistas, que buscaban la igualdad de condiciones para todos los hombres, no eran nuevas para entonces. Su origen se remontaba al mundo griego, especialmente la obra de Platón, y a autores del siglo XV que plantearon teóricamente esa posibilidad como Tomas Moro en La utopía y Tomás de Campanela en La ciudad del sol, entre otros. Muchas de tales ideas fuero retomadas por la ilustración.

 

 

Las duras condiciones de la revolución industrial y la gran injusticia social que generó estimularon una nueva forma de pensamiento igualitario: el socialismo utópico, llamado así por su romanticismo e idealismo. Concebía, una sociedad perfecta y la creación del reino de la felicidad, del cual debían participar todos los hombres sin excepción. El socialismo utópico tuvo así un marcado carácter moralista y ético.

 

 

Uno de sus principales representantes fue robert Owen (1771-1858), una excepción para su época. Rico empresario, duelo de fábricas, creía en la bondad natural del hombre y que en él influía el medio ambiente. Por eso se dedicó a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de sus obreros, creó escuelas y sistemas de salubridad, disminuyó el consumo de alcohol, moderó el trabajo infantil y mantuvo salarios altos. Como socialista utópico se opuso radicalmente al individualismo, al que consideró fuente del mal social. Con su fortuna intentó hacer experimentos aún más radicales teniendo en cuenta sus éxitos iniciales: creó cooperativas, introdujo el trabajo social y fue el padre de la legislación industrial.

 

 

Por otro lado, el francés Claude Henri, conde de Saint – Simon (1760-1825), participante en la guerra de independencia norteamericana, pensaba que la nueva sociedad debía asentarse sobre la industrialización y que sus dirigentes debían ser científicos. Su tarea consistía en dirigir la sociedad hacia un bien común, basado en el derecho comunitario al trabajo, la propiedad, la herencia, la libertad personal y el derecho a competir.

 

 

Otros socialistas utópicos importantes fueron Louis Blanc (1811-1882), que propuso sustituir la industria privada por almacenes de trabajo social a la manera de un socialismo de Estado; Pierre – Joseph Proudhon (1809-1865), para quien la propiedad era un robo, por lo que proponía sociedades mutualistas basadas en la libertad y la igualdad.

 

 

Por esta época también comenzaron a tomar fuerza los ‘clubes de mujeres’ que preconizaban la necesidad de rescatar los derechos de la mujer. Se distinguieron en esta tarea Flora Tristán, las hermanas Charlotte y Emily Bronte (1816-1855,1818-1848), George Sund (Aurore Dupin, 1804-1876) y otras que contaron con el apoyo de los socialistas.

 

 

EL DERECHO

 

Tomando como base la tesis de Marx acerca del derecho, que "se desarrolla conjuntamente con la propiedad privada, como resultado de la desintegración de la comunidad natural" (La ideología alemana), Lenin consideró que el derecho también debía adaptarse a las condiciones de transición al socialismo, es decir, debía legitimar la abolición de la propiedad privada. Pero al igual que el Estado, el derecho también debía desaparecer una vez alcanzadas las premisas de la sociedad comunista Lenin redacte la primera constitución socialista, en la cual el Estado y el derecho se consagraban a la estructuración y defensa del socialismo.

 

                                                    
Arriba

<<Bajar esta pagina en doc Word>>