Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Socialismo Y Marxismo

>>>>>> SOCIALISMO Y MARXISMO <<<<<<

SOCIALISMO
 - Definicion
 - Historia
MOVIMIENTOS OBREROS E IDEAS SOCIALISTAS
 - Socialismo Utopico
 - El Derecho
NUEVAS IDEAS SOCIALES
 - La I Internacional
 CLASES DE SOCIALISMO
 - Socialismo Cientifico
 - Socialismo Corporativo
 - Socialismo Cristiano
 - Socialismo de Catedra
 - Socialismo de Estado
 - Socialismo Democratico
 - Socialismo Etico
 - Socialismo Guildista
 - Socialismo Libertario
 - Socialismo Vedadero

MARXISMO

 - Definicion
 - Historia
 - El hombre transforma el mundo
 - El hombre se aliena en su trabajo
 - El valor del trabajo
 - El trabajo enajeado
 - El trabajo segun Engels
 
 - Biografia Marx - Foto
 - Biografia Engels - Foto

  Principal

  Libro de vistas

    - Firmar

    - Leer

 

Envíe comentarios al Web Master de este sitio.

 

¡¡¡ Al enviar los datos del formulario, la página actual cambiará...espere a que cargue la nueva página y luego pulse Back (Atras)!!!

Servicio de formulario por:

www.freedback.com

 

<<<SOCIALISMO>>>

 

 

DEFINICIÓN

 

Doctrina que propugne la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción, de cambio y de distribución, así como la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales y de la distribución de los bienes.

 

 

HISTORIA

 

La implantación del socialismo supone necesariamente una transformación radical de la sociedad, encaminada a la desaparición de las clases sociales, como paso previo al igualitarismo. El problema de la vía para llevar a cabo tal transformación dio lugar, desde los orígenes del socialismo, a dos corrientes o doctrinas, una partidaria de la conquista del poder político y económico mediante un proceso revolucionario, y la otra orientada hacia reformas graduales conseguidas mediante la vía constitucional y parlamentaria (socialdemocracia). Asimismo, la existencia de grandes diferencias ideológicas ha enfrentado dentro del socialismo doctrinas contrapuestas, como el anarquismo y el marxismo.

 

 

Unas y otras tuvieron en común el mercado sociopolítico que en su momento las generó, condicionado al mismo tiempo por la revolución industrial y por los cambios producidos con la Revolución Francesa. Con anterioridad, había existido ya una larga tradición de utopistas, que algunos hacen arrancar del Platón de la República, y que tuvo en épocas muy posteriores sus más caracterizados representantes en T. Moro (a. XVI), T. Campanella (s. XVI), G.B. de Mably y J.-J. Rousseau (en el s. XVIII). Una importante corriente igualitarista, que ya anunciaba el comunismo, y que incluso urdió conjuras para apoderarse del Estado, cuajó en las etapas postreras de la Revolución Francesa (G. Babeuf, P. Buomarroti). Enlazando en parte con la tradición utópica de la Ilustración, varios pensadores describieren y condenaron, en les décadas iniciales del s. XIX, las terribles condiciones impuestas a los trabajadores por el primer capitalismo industrial, proponiendo sus modelos de sociedad ideal, como el conde de Saint-Simon, R. Owen, E. Cabet y C. Fourier.

 

 

Algunos de ellos incluso intentaron realizarlos a pequeña escala (los falansterios de Fourier son el ejemplo más conocido). Todos ellos pasaron a sor considerados los representantes del socialismo utópico, en contraposición al socialismo científico, derivado de los análisis de K. Marx y F. Engels, en los que se planteaba la lucha de clases y la toma del poder a través de la acción revolucionaria. Otros pensadores ofrecieron al movimiento obrero objetivos y tácticas renovados. Así, L. A. Blanqui profundizó en la herencia de Babeuf y en la idea de la insurrección armada (blanquismo), mientras que L. Blanc defendía un reformismo social con su gran arma en el Estado regido democráticamente (socialismo democrático), y P.-J. Proudhon se inscribía ya en los orígenes del anarquismo.

 

 

En esta época de transición, el socialismo quedó identificado con el movimiento obrero. Un hito crucial en su evolución fue la ruptura (1872) entre anarquistas y marxistas, en la I Internacional. Años después, recibiría un nuevo golpe, al poner de manifiesto la Primera guerra Mundial la fragilidad del proclamado internacionalismo proletario y del pacifismo de los socialistas. A partir de las tendencias revisionistas del marxismo (E. Bernstein), que surgieron en el s. XX, y de los derroteros emprendidos por el comunismo soviético, se fimo imponiendo una línea reformista en los partidos socialistas europeos. Estos partidos reformistas tuvieron éxito en Gran Bretaña, Alemania y los países escandinavos.

 

 

El ideario socialdemócrata influyó fuertemente en todos ellos, incluso en los que conservaron la denominación de ‘socialistas’ (como el PSOE en España o el Partido Socialista en Francia). En América Latina, la revolución cubana supuso la implantación de un régimen comunista en la isla antillana (1959), y el derrocamiento de S. Allende en Chile (1973) truncó un proyecto de transformación de la sociedad a cargo de un partido socialista que habla alcanzado el poder por la vía electoral. En Europa, el llamado ‘socialismo real’ (comunismo) de la URSS y sus países dependientes inició en 1989 un rápido proceso de liquidación, empujado por la crisis económica y política que se manifestó en aquellos países, y orientándose también hacia el modelo socialdemócrata.

 

                                                  
Arriba 

<<Bajar esta pagina en doc Word>>